Toboso

Toboso
Óleo sobre lienzo, 100 x 81cm

Sin título

Sin título

Rotuladores sobre tabla de madera, 14,5 x 14,5cm

Reseñicas-11-2017-LM

twainirrevLos escritos irreverentes, Mark Twain

Una sorpresa muy agradable este librito de retazos, publicados décadas después de la muerte del autor. Con lógica aplastante, mucha sorna y cierta perplejidad, analiza parte de los textos sagrados del cristianismo, entrando de lleno en temas como la enfermedad y la muerte.  La brutal ironía de algunas páginas es impagable, capaz de dejar con la boca abierta al más descreido de los lectores.

“Pero con el tiempo la Deidad decidió que se había equivocado con la muerte, porque se le estaba quedando corta. Es decir, que como agente no bastaba porque aun siendo admirable a la hora de atormentar al superviviente, permitía al muerto propiamente dicho refugiarse de toda persecución una vez enterrado en la bendita tumba. Esto no era satisfactorio. Había que idear una forma de perseguir a los muertos más allá de la tumba. La Deidad rumió este asunto durante cuatro mil infructuosos años, pero en cuanto llegó a la Tierra y se hizo cristiano se le aclaró la mente y supo lo que debía hacer. Primero inventó el Infierno y luego lo anunció.”

BeckColorsColors, Beck

Suena como si los Foo Fighters tuvieran un hijo con los B-52’s y este se fuera de fiesta con los Scissor Sisters a un after. Beck vuelve con una coctelera, agitándola con mucha fuerza. Todo muy loco.

 

 

pinball1973

Escucha la canción del viento – Pinball 1973, Haruki Murakami

Las dos primeras novelas (escritas en la mesa de la cocina) del escritor nipón, en las que seguimos las andanzas de dos personajes jóvenes en su paso a la madurez. Escucha la canción del viento es más ortodoxa, y Pinball 1973 comienza a introducir los elementos de esa especie de realismo mágico a la japonesa que caracteriza la obra del autor. Esta última está mejor estructurada, aunque ambas parecen un poco deslabazadas, siendo las conexiones entre historias paralelas como hilos de telaraña. Aún así, es una lectura interesante y se vislumbra la gran capacidad de Murakami para construir relatos creíbles pero que rozan lo sobrenatural.

 

 

utopiabjorkUtopia, Björk

Björk está alcanzando la vaporosidad definitiva a base de tecnología. A veces funciona, como en “The Gate”, pero en general la falta de melodías claras, el exceso de ruidos y las flautas despistadas no terminan de crear una mezcla convincente. Desde luego no es lo mejor de la islandesa. Visualmente, y en eso sí que no falla, sigue impactando con sus nuevas propuestas, pero esta duendecilla con antepasados Klingon resulta un poco aburrida musicalmente.

 

matoscdinosaurLa materia oscura y los dinosaurios, Lisa Randall

Partiendo de la suposición de que la materia oscura no está compuesta únicamente por un solo tipo de partícula, Lisa Randall especula sobre la posibilidad de la existencia de un disco de materia oscura en el plano de la galaxia. De momento, los datos y teorías la consideran repartida formando una esfera, pero si entre las hipotéticas partículas oscuras existen fuerzas no conocidas y aquellas no están únicamente afectadas por la gravedad podrían acumularse en el plano galáctico, como ocurre con la materia normal. Ese es el verdadero tema del libro. Los dinosaurios del título hacen referencia a las grandes extinciones, pues la influencia gravitatoria de ambas materias provocaría una lluvia de cometas en el sistema solar interior cuando el sol cruza el plano en su traslación por la galaxia.

 

 

 

 

Planeta de exilio

49Una colonia de seres humanos (llamados lejosnatos por los habitantes locales) aguanta desde hace generaciones las duras condiciones del planeta Eltanon, que tarda 60 años en dar una vuelta a su estrella, generando inviernos terribles que duran casi dos décadas. Los hilfos, también “hombres” pero oriundos del planeta aunque con una tecnología muy poco avanzada, tienen que luchar contra las embestidas del clima y de las tribus de nativos del norte que cada invierno migran hacia el sur.

Enmarcada dentro del ciclo Ekumen, Planeta de Exilio es otro ejemplo del interés de Úrsula K. Leguin en el análisis de distintos tipos de sociedades y el resultado de su convivencia. Los lejosnatos, que no pueden utilizar su alta tecnología para no interferir en el desarrollo de los habitantes oriundos del planeta, llevan 600 años aislados sin posibilidad de comunicación con el exterior. A diferencia de otras novelas del ciclo no disponen del “ansible”, el dispositivo que permite una comunicación instantánea sin importar la distancia. A este aislamiento forzoso hay que añadir un problema de fertilidad en la colonia.

La autora utiliza la relación entre un colono y una nativa como hilo conductor de la trama mientras describe las características del planeta y sus habitantes, estos viviendo en la prehistoria y aquellos pertenecientes a una civilización muy superior que conoce y practica el arte y la literatura. Las duras condiciones del planeta y la invasión de las tribus bárbaras y del verdadero enemigo, el invierno, obligan a las dos comunidades a colaborar y a un principio de entendimiento. Pero Leguin no utiliza su creación para llegar a una conclusión definitiva, y ese es uno de los puntos fuertes de su propuesta. Una lectura para reflexionar sobre el choque de civilizaciones, el respeto por el diferente, los conflictos derivados de esa diferencia y cómo la lucha contra un enemigo superior puede ser el primer paso para obtener soluciones, aunque sean temporales.

Título: “Planeta de Exilio”

Autor: Ursula K. Leguin

Ed. Martínez Roca, Superficción, nº 49.

1966(edición 1980)

155 páginas

 

Reseñicas, 2-2017. LCM

fabiografia

Fabiografía, Fabio McNamara-Mario Vaquerizo

Biografía relatada en primera persona que resume las conversaciones de Vaquerizo con el propio McNamara y otras personas cercanas a él. Un repaso a lo que fue la movida, la pérdida prematura de muchos seres queridos, la adicción a la droga, la desintoxicación y una nueva vida en la que la religión católica ocupa un lugar predominante. Además de todo eso, la pintura, el aspecto más interesante de McNamara. El libro se me queda un poco corto en muchos aspectos. Fabio es lo más cercano a un extraterrestre que vamos a conocer (exceptuando a la Bowie, claro), y me habría gustado algo más de profundización en algunos detalles. Quizás no quería contar más… o no había nada más que contar. Me quedo con esta sabia frase: “Y para mí la lección ha sido que la droga es una mierda, porque el arte no nos lo daba la droga, el arte lo teníamos nosotros”.

 

impactorl

Impacto, Douglas Preston

La primera, en la frente. Página 14: “… el aparato giró hacia una mancha en la base de la espada de Orión. -¿Qué vamos a mirar? -La galaxia de Andrómeda”. Después de esto estuve a punto de tirar el libro, pero investigué y en la edición original no apuntan el telescopio hacia Orión, sino hacia la constelación de Andrómeda… lógicamente. Así que seguí leyendo. Una historia entretenida, capítulos cortos, combinando tres acciones simultáneas cuya resolución digamos que es poco plausible. Alguien debería decirle a la chica protagonista que si sigue tomando así el café va a terminar diabética perdida. Y, por cierto: no es ciencia ficción; es más bien un manual de conducción de yates.

 

jackietbJackie, Pablo Larrain

Dos películas he visto del director chileno y puedo declararme fan. “El Club” era una bofetada con la mano bien abierta y con sorna; “Jackie” es elegante y contundente a la vez. Una estructura narrativa inteligente, que utiliza los cuatro días después del asesinato de Kennedy para hablar del poder, de la política, de la vida y la muerte. Destacar al recientemente fallecido John Hurt entre el resto de competentes secundarios. Película muy recomendable

 

 

moonlight_tbMoonlight, Barry Jenkins

Pues esto es CINE, con mayúsculas. Se le podrían hacer muchos elogios, pero me quedo con este: trata al espectador como a un adulto, que no es poco. La historia se cuenta con el lenguaje cinematográfico, no con un guión lleno de obviedades para una audiencia que se ha vuelto perezosa a base de explosiones y música chantajista para hacerle llorar. No es una película para el gran público, pero seguro que tienen curiosidad, sobre todo después de todo el follón de la entrega de los Oscars. Me alegro, porque así llegará a más gente.

 

billybuddBilly Budd, Benjamin Britten (Teatro Real)

Mi primera ópera de Britten en directo y ha sido toda una experiencia. Por suerte nuestras butacas esta vez no tenían el fastidioso apellido de “visibilidad reducida”, porque la escenografía es apabullante, el marco perfecto para una música que fluye entre lo atronador de los coros totalmente masculinos y la sutileza de los pasajes introspectivos de la obra, todo acompañado de una iluminación prodigiosa. No tengo suficientes tablas para valorar si fue una interpretación perfecta, pero sí para decir que la disfruté muchísimo. Me quedo con más ganas de Britten y más ganas de ópera. Excelente propuesta la del Teatro Real.

La legión del espacio

09El viejo John Delmar confiesa a su doctor que puede recordar el futuro. Su propia muerte y mucho más allá. Incluso cientos, miles de años es capaz de visualizar (es más, vivir) en la mente de sus descendientes. Meses antes de su fallecimiento, Delmar escribe con detalle el futuro de la humanidad a través de generaciones enteras, y es así como tenemos acceso a las aventuras de John Ulmar, miembro de la Legión del espacio en el siglo XXX.

Jack Williamson creó con La legión del espacio uno de los clásicos de la edad de oro de la ciencia ficción. Con la breve excusa del recuerdo del futuro, que consigue ponernos en situación de expectativa, nos introduce de lleno en una historia repleta de aventuras, relatada como una de las primeras montañas rusas, sin complicados bucles o cambios bruscos de dirección, únicamente subidas y bajadas. Eso sí: vertiginosas.

El tono general de la novela destila inocencia, placer por contar las peripecias a las que se enfrenta el protagonista, inventando lugares y situaciones que excitan la imaginación. Mundos desconocidos, monstruosos alienígenas, traiciones, armas secretas… Todos los elementos que cualquier adolescente lector de las revistas Pulp de las décadas anteriores disfrutaría con deleite. Nada importan los numerosos fallos científicos, o  los clichés que hemos leído y visto tantas veces en el género. Eso es lo de menos.  Es, precisamente, esa ingenuidad adolescente la que lo mantiene vivito y coleando 70 años después.Si uno quiere descubrir qué hizo de la ciencia ficción un género tan popular a mediados del siglo XX, este libro es un ejemplo perfecto.

 

Título: “La legión del espacio”

Autor: Jack Williamson

Ed. Martínez Roca, Superficción, nº 9.

1947(edición 1976)

206 páginas